Cómo hacer burbujas de gelatina.

Aprende cómo hacer burbujas de gelatina con la traducción de este tutorial que he encontrado en Cake Central.  Para poder verlo con todas sus fotos tenéis que hacer clic aquí:  How to make gelatin bubbles.   :

 

img_0480-600x450
Foto de Cake Central.

Necesitas los siguientes materiales:
-globos (los mejores son los de agua, como de 30 cm),
-un cuenco o taza apto para su uso en el microondas
-brillantina alimentaria
-una cucharada sopera de gelatina neutra
-tijeras
-grasa (Crisco o mantequilla)
-vasitos desechables
-una cuchara
-dos cucharadas de agua.

  1.  Infla los globos al tamaño de burbuja que deseas conseguir.  No los rellenes más de 2/3 partes para que conserven cierta flexibilidad.
    Ten en cuenta que, cuanto más grande sea el globo (la “pompa” que quieres hacer), más gelatina necesitarás y mayor tendrá que ser el bol que utilicemos para cubrir el globo.
  2. Unta un poco de grasa en el globo (utiliza Crisco, margarina, mantequilla o incluso puedes probar con un poco de aceite).  Resérvalos.
  3. Mezcla una cucharada de gelatina neutra en polvo con un cuarto de cucharadita de brillantina comestible del color elegido en un bol apto para microondas.  Puedes añadir colorante en polvo y/o más brillo hasta conseguir el efecto que deseas.
  4. Añade las dos cucharadas de agua y deja que repose 5 minutos.
  5. Mete en el microondas la mezcla a intervalos de 10 segundo, hasta que el conjunto esté bien disuelto, templado y líquido, sin grumos.
  6. Coge el balón por el nudo y sumérgelo en el bol con la gelatina, haciéndolo rodar para que la gelatina cubra el globo de manera uniforme.  Si puedes llegar hasta el nudo, genial, pero suele ser más fácil si no lo haces.
  7. Cuando más o menos tengas el globo cubierto, apártalo y vete moviéndolo como veas necesario hasta que tengas una cobertura de gelatina uniforme y sin goterones ni marcas.
  8. Deja el globo descansar con el nudo para abajo dentro de los vasitos desechables hasta que la gelatina se endurezca.
  9. Repite con todos los globos que quieras.
  10. Si lo deseas, puedes dar otra capa para reforzar el brillo, el color o simplemente el grosor de la gelatina.
    En ese caso, espera al menos un par de minutos entre capas.Asegúrate de vigilar la temperatura de la mezcla de gelatina y vuelve a meterla al micro si se enfría demasiado y empieza a tener grumos.  Puedes aprovechar los goterones que te hayan caído en la superficie de trabajo y calentarlas también para no desperdiciar producto.
  11. Deja que las burbujas terminadas reposen y sequen por  lo menos 30 horas.  Estarán secas cuando hagan ruido si las golpeas suavemente con los dedos.  Si notas que están pegajosas o que no están firmes todavía, deja que se sequen un poco más.
  12. Cuando se hayan secado del todo, coge el globo por el nudo y, con mucho cuidado, gíralo y tira de él para separarlo de la gelatina sin dañar la burbuja.
  13. Usa los dedos para, con mucho cuidado, primero empujar el globo por el nudo dentro de la burbuja y luego tirar de él hacia afuera, por la abertura de gelatina que ha dejado.
  14. Con unas tijeras y mucho cuidado, haz un pequeño agujero en el globo, por la parte del nudo.  Queremos que el aire salga poco a poco para que la burbuja no se deforme.  No cortes el nudo; lo vamos a utilizar para tirar del globo y sacarlo de la burbuja.
  15. Si el globo se queda pegado a la burbuja por algún punto, utiliza los dedos para separar ambas superficies con mucho cuidado.  Si la burbuja se deforma en este paso y se le hace una abolladura hacia dentro, intenta sacarla para arreglar el abollón empujando desde dentro con tus dedos.

Puedes recortar las burbujas para hacer semiesferas.

Puedes utilizar las burbujas de inmediato o guardarlas durante varios meses.  Mantenlas alejadas de la humedad y del calor.

Si se van a comer, utilizar brillantinas y polvos colorantes que sean comestibles.  Puedes añadir algún tipo de aroma al agua, pero ten cuidado si son grasos.

La gelatina que sobre se puede guardar en una bolsa durante una semana más o menos.  También mantenla alejada del calor y de la humedad.  Cuando la dejas más tiempo (sobre todo en verano) puede quedarse mohosa.

Un tutorial de Annie Ezell Cave publicado en Cake Central.  Tenéis el enlace al principio del artículo y allí todas las fotos.

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *