Voodoo cakes

Tranqui, no te asustes, no estás enredado en una especie de “dia de la marmota” Jalogüinero.

Ya sé que entre ojos, gusanos, dedos de no muertos, la kitty zombie y este post puede parecerlo, pero no.

Todo tiene su explicación.  Resulta que tenía esta idea para Halloween y no me dio tiempo a hacerla.  Resulta que dos mentes calenturientas quedan para tomarse unas cañas.  Resulta que caña va, vino viene, la idea de los voodoo cakes salta a la palestra.  Resulta que la idea nos parece etílicamente divertida.  Resulta que quedaba demasiado para el Halloween del año que viene y  queríamos publicar “a la limón” y “a la de ya”.  Resulta que a las dos nos gusta Hendrix y resulta que hoy, 27 de noviembre, este genio de la guitarra habría cumplido 69 años de seguir vivo.   ¡¡¡  Oh, excusa perfecta !!!  Celebrémoslo con un desvarío repostero rindiendo homenaje a una de nuestras canciones favoritas:  “voodoo child”.

¿Cómo?  Con unos voodoo cakes.  En el caso de Alya (la otra mente calenturienta) con una fantástica muñeca vudú  (haz click aquí para verla) .

En mi caso con unos brownies de té verde que más bien serían “voodoo greenies” (por aquello de que el verde me parece el color zombie por excelencia).  Con su alfileres cabezones clavados y su mejunje de frambuesa sangrienta para contrarrestar el dulce del chocolate blanco y rematar la locura.

No te asustes, que están ricos “de la muerte”.  😉  De verdad.  ¿No te lo crees?  Pues mira, mira…


Desvaríos de vudú aparte, es simplemente otra de las opciones que tenía preparadas para #eldiadelbrownie y que se me quedó en el tintero porque me gustó más la versión especiada: un brownie de chocolate blanco y té verde con frutos del bosque y almendra.  Delicioso.

De la parafernalia alfiletera y demás puedes prescindir perfectamente y presentarlos en cuadraditos, como mandan los cánones.  Puedes hacer perfectamente unos brownies de matcha normales y corrientes sin que sean “voodoo cakes”.  Pero oye, si te gusta la idea y quieres usarla el año que viene para Halloween…  yo qué te voy a decir.  Queda que ni pintado.  Al sacar los alfileres de la salsa de frambuesa el resultado es de lo más asquerosamente realista…

Y luego me quejo de que me llamen “enferma”…   :-s

¿Te apetece probarlos?  Si té gusta el matcha yo creo que estos brownies te pueden gustar mucho.

Necesitas:
120 g de chocolate blanco troceado
100 g de mantequilla
120 g de azúcar
2 huevos grandes
90 g de harina
2 cucharadas de un buen té verde en polvo (matcha)
5 cucharadas de fresas liofilizadas en trocitos
2 cucharadas de frambuesas liofilizadas desmigadas
3 cucharadas de almendra en granillo

2 puñados de frambuesas congeladas
1 cucharada de azúcar
yougur griego

El procedimiento para la masa es el mismo de siempre.  Calienta el horno a 180 ºC y forra un molde de unos 15 x 20 cm con papel antiadherente (yo me hice una cajita de esas medidas con el papel y ahí lo horneé).  Mezcla la harina con el matcha.

En un cacillo derrite la mantequilla con la mitad del chocolate a fuego suave.  Cuando esté todo bien fundido, agrega el resto del choco y remueve hasta que esté bien deshecho.  Reserva y deja que se enfríe un poco.

En un bol aparte bate el azúcar con los huevos hasta que la mezcla aclare color, espese y aumente de volumen (al levantar las varilla deberá caer un “cordón” más o menos grueso).  Agrega la mezcla de choco y mantequilla y remueve con la ayuda de una espátula y con mucho cuidado para perder la menor cantidad de aire posible.

Incorpora la harina con el matcha de la misma forma y, por último, los frutos secos.  Pasa la masa al molde y hornea unos 15-20 minutos, dependiendo del grado de “crudeza” que quieras en tus greenies.

Para mi gusto la primera vez que los hice quedaron muy dulces así que esta vez los acompañé con un poco de yougur griego y un puré de frambuesas (ácido y fresco) que preparé poniendo al fuego un para de puñados de frambuesas congeladas y una cucharada de azúcar hasta que estuvo hecho puré.  La mezcla me encantó.  Regula tú el azúcar según el grado de dulce que le queras dar.

Tengo que añadir además que este té matcha da gusto, por fin consigo algo verde, verde, pero verde de verdad.  Precioso.  Está claro que la calidad del matcha influye muchísimo en el resultado de cualquier preparación que lo lleve.  Con otros tés me salían siempre bizcochos marrones, pero estos voodoo cakes han salido de un verde glorioso.

Voy a seguir zampándome dos zombies más mientras disfruto de los magníficos acordes de “voodoo child”.   ¡¡¡ A su salud, señor Hendrix !!!

46 thoughts on “Voodoo cakes

  1. me gusta la mezcla..ahora yo de zombies…casi que no, metodo y tradicional, pero aun y despues de dos años aun no le he echado un pulso al matcha…creo que va siendo hora…el verde ademas de halloween es muy muy navideño y me acabas de dar una idea genial…gracias…

  2. Jajajaja,otra receta q segùn leo me rìo sola,me encantaaaa!!!Si es q no sòlo tienes arte dandole a la cocina es q tienes arte contando la historia,jajajaja.Y de camisa de fuerza naa eh?Que asì nos reìmos de buena mañana de lunes q buena falta hace!!Te imagino sacando los alfileres con cara de….al ataqueee!!il gracias de nuevo por todo.Muakis gordotes

  3. ¡ ARTISTA !

    Morgana como te dije este viernes ire para los Madriles, lllegare por la noche dime como puedo hacerte el pedido en la tartitienda y como puedo recogerlo, tendria que recogerlo el sabado. espero tu respuesta un beso.

    1. Haz el pedido como gustes, eligiendo siempre “La Tartienda” como transportista si vas a recogerlo en mano y “transferencia” si quieres pagarlo en mano. Ya sólo quedaría quedar para recogerlo.

  4. Ayyyy lo que no se te ocurra hija mía! jajaja que buena idea habeis tenido y mejor excusa imposible, a Hendrix seguro que le gusta allá es sus mas allás!
    Queda genial, superespectacular, me encanta!
    No he pobrado el matcha, ya es hora …
    Un besito guapa

  5. Hola Morgana , acabo de hacer el pedido en la tartitienda, por falta de tiempo y no saber si pudiera pasar a por el pedido lo he puesto para pagar con paipal. me hubiera gustado pasar a saludarte, haber si en otra ocasion nos tomamos un cafe.

    un beso.

  6. Por cierto … ¿donde compras el te? lo vi ayer en una tienda en mi ciudad y me pidieron 26,50 euros por 200 gramos! ¿es así de caro o es que entré en la tienda mas cara del mundo a comprar te matcha molido?
    Un besete

  7. Son geniales, me dan ganas de tener uno ahora, aquí mismo 🙂
    Una pregunta (de principiante): ¿horneas toda la masa junta y luego con un molde vas cortando los muñequitos???? ¿O cómo si no?

    1. Efectivigüonder. 😉 Horneas el bizcocho y luego lo recortas con ayuda de una plantilla o de un cortador de galletas. No tiene más misterio.
      Bueno sí, el de la parafernalia que le quieras añadir después…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *