Moldes para flashes en La Tartienda.

“Cuando el niño nació, como todo espartano fue examinado: lo rodearon de flashes congelados de todos los sabores.  Si hubiese nacido débil, ráquítico, enfermizo o friolero, se habría puesto a tiritar y habría sido descartado.”

 

(Si no habéis visto la peli “300” o si la habéis visto y no os gustó ni un poquito, mejor id al final, que hay recetas.)

 

Foto de zipzicle.com
Foto de zipzicle.com   Haz clic en ella para ir a la tienda.

“En cuanto pudo mantenerse en pie fue bautizado en el noble arte de hacer sus propios flashes y congelarlos, a crear nuevos sabores.  Le enseñaron a no derretirse jamás, a no rendirse jamás ante un reto heladero, a que inventar un nuevo sabor de flash nunca congelado, al servicio de Esparta, era la mayor gloria que podría alcanzar en vida.”

 

Moldes para flashes.
Moldes para flashes.

 

“A los 7 años, como era costumbre en Esparta, el niño fue apartado de su madre y sumergido en un mundo de sabores sin fin, un mundo respaldado durante 300 años por una sociedad de heladeros espartanos que forjaba los mejores flasheros que jamás hayan existido.”

 

Moldes para flashes en La Tartienda
Moldes para flashes en La Tartienda

 

“La ‘agogé’, como se la conoce, obligaba al niño a estrujar, a pasar por el colador, le obligaba a probar y, si era necesario, a licuar.  Castigado a golpe de varillas le enseñaron a no mostrar dolor ni estornudar.  Le ponían a prueba continuamente y le abondonaban a su suerte.  Dejaban que midiera su ingenio y determinación con la furia de la fría naturaleza.  Esa era su iniciación, lejos de la civilización.  Y volvería junto a su pueblo como flashero espartano o no regresaría.”

 

Moldes para flashes en La Tartienda

 

“El frutero empieza a girar alrededor del chico.  La mirada implacable como el acero, el pelo negro como azabache, los ojos ensangrentados dos rubíes en la mismísima boca del infierno.  El astuto flashero olfatea un melón, imaginando el sabor del inminente granizado.  No le sobrecoge el temor, simplemente es más consciente de todo cuanto le rodea, el aire, frío en sus pulmones, los higos, que escondidos por el frutero se agazapan esperando que alguien los aproveche.  Su pulso es firme, su conocimiento de las frutas y su punto de madurez, perfect0.”

 

Moldes para flashes en La Tartienda
Moldes para flashes en La Tartienda

 

“Y así es como el niño al que habían dado por muerto regresa con su pueblo, a la sagrada Esparta como su rey flashero, nuestro rey Leónidas.”

 

Moldes para flashes en La Tartienda
Moldes para flashes en La Tartienda

 

Sí.  Se me ha pirado del todo.  Es que no sabía dónde ir de vacaciones y he pensado “pues oye, lo mismo en un manicomio me hacen algún descuento o algo, que está el mundo muy desquiciado”.

 

Cuánto daño han hecho las películas basadas en cómics al cerebro de algunas tenderas…

 

¡¡¡ Ah !!!  Y si quieres liarte la manta a la cabeza y comprar estos moldes para hacer tus propios flashes de los sabores que más te apetezcan, haz clic aquí.  😉

 

Moldes para flashes caseros en La Tartienda.
Moldes para flashes caseros en La Tartienda.

 

Venga, va. Os compenso con algunas recetillas e ideas para rellenar estos moldes y fardar de flashes.

 

Foto de zipcles.com
Foto de zipcles.com
Foto de zipzicles.com
Foto de zipzicles.com
Foto de zipzicles.com
Foto de zipzicles.com
Foto de zipzicles.com
Foto de zipzicles.com

One thought on “Moldes para flashes en La Tartienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *