¿Y a ti? ¿Cómo te gustan las torrijas?

A mí, como las hacía mi abuela.  De vino tinto.   A pelo.  De esas que, si te pasas y te comes demasiadas, te coges una buena “torrija”.  Más bien secas.

Pero este año ni las hago ni las cato.  Así que me voy a conformar con darme un “atracón visual” con vuestras propuestas.

 

Fuerza torrija

 

Dejadme vuestro enlaces, vuestras fotos, vuestras recetas… Que el aroma llegue hasta Dagobah.

Mmmmm.  Siento una perturbación en la fuerza…

26 thoughts on “¿Y a ti? ¿Cómo te gustan las torrijas?

  1. Ais, a mi de leche, también las de mi abuela, creo que no es sólo el hecho del sabor sino el conjunto de semana santa, volver al pueblo, que tus abuelos te recibieran con todo el cariño… así que asocio el sabor de muchas cosas del pueblo de la infancia a algo rico y reconfortante, por ejemplo siempre llegábamos del viaje sobre la una con mucha hambre así que mi abuela siempre nos tenía preparadas mini-tortillas de patata con los huevos de las gallinas de la vecina… un manjar, pero me he vuelto como el perro de paulov, cuando llego de viaje a algún sitio tengo hambre jajaja.

    Yo este año no te puedo poner ni foto ni ná, sólo me queda un mes de dieta aproximadamente… por fin veo la luz al final del túnel después de 46 kgs perdidos… para el año que viene o torrijas en agosto… con helado…

    1. Guauuuuuuu. Vir, 46 kilazos perdidos. ¡¡¡¡ Enhorabuena !!!! Qué pedazo de fuerza de voluntad, madre mía. Mmmmm. Las torrijas están buenas en cualquier época del año. Y con helado tienen que estar de vicio también. 🙂

      1. Mil gracias, sí que ha costado aguantar estos 9 meses (menos mal que pasó la Navidad porque casi muerdo a alguien) pero todo esfuerzo tiene su recompensa, dieta estricta modo nazi (con médico) y mucho mucho ejercicio

    1. Pues ánimo que es durete pero merece la pena, yo ahora sólo pienso, por dios por qué no me he puesto a hacer esto en serio antes… con lo bien que me siento!

    1. Huy, lo de la naranja suena genial. Casi todas las recetas llevan limón y, como que con la leche me rechina un poco. Mira que es tontería, porque el arroz con leche también lleva corteza de limón. Pero no sé, me suena mejor la naranja… 😉

  2. Yo acá en México las preparo un poco diferente, con una receta que dejó mi abuela.
    No uso leche para nada, sólo frío el pan rebozado con huevo batido y preparo un almíbar ligero de melaza y anís para bañarlas.
    Siempre me han gustado mucho, aunque desde hace dos años que murió mi padre (que era el que las preparaba en casa) no me había animado a hacerlas, hasta este fin de semana.
    https://www.dropbox.com/s/sf6gg7n9g0cptyy/torrijas.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *