Bizcocho de fresa.

Cuando era pequeña, mis tías traían de EEUU unas cajas de preparados para hacer bizcochos con todo tipo de sabores que aquí era imposible encontrar.  Ahora tenemos tiendas de importación donde podemos encontrarlos pero son caros y las tiendas no siempre quedan cerca.  ¿Qué hacer cuando te apetece variar?  A mí al menos me gusta probar cosas nuevas.  Buscando, buscando, encontré esta receta en Cake Central y el resultado es un bizcocho increíblemente esponjoso y con un color rosado de lo más atractivo, un éxito seguro, sobre todo entre los más pequeños.  Os animo a probarlo, seguro que os gustará.

Ingredientes:
2 tazas de azúcar
1 paquete (3 onzas) de preparado en polvo para hacer gelatina de fresa
1 taza de mantequilla reblandecida
4 huevos
2 3/4 tazas de harina tamizada
2 1/2 cucharaditas de levadura en polvo
1 taza de leche (yo usé batido de fresa1 cucharada de extracto de vainilla
1/2 taza de puré de fresas congeladas (yo no lo eché y salió bien.

Precalienta el horno a 175ºC y engrasa dos moldes redondos de 9 pulgadas (unos 22 cm).  en un bol grande, bate la mantequilla con el azúcar y el preparado para gelatina hasta que estén esponjosos.  Añade uno a uno los huevos removiendo bien cada uno para que se incorpore bien a la masa antes de agregar el siguiente.  Añade después la harina tamizada junto con la levadura alternándola con el batido de fresa.

Divide la masa entre los dos moldes y hornéala una media hora, hasta que el bizcocho esté hecho.   Sácalo del horno, deja que descanse en el molde al menos diez minutos antes de desmoldar y deja que se enfríe del todo antes de utilizarlo para decorarlo o servirlo.

0 thoughts on “Bizcocho de fresa.

  1. 1. Escrito por ana: ¿Se podra hacer en plancha? 07 Diciembre 2008, 00:58

    Hola, estoy viendo este bizcocho y me encantaría hacerle en una plancha para usarle para decorar, ¿crees que saldrá bien? ¿Es mucha cantidad para una plancha?
    Perdona mi ignorancia, pero es que no suelo hacer este tipo de cosas tan bonitas y me gustaria hacer un castillo, pero no me atrevo con el pastillaje.

    2. morgana Escrito por morgana: 07 Diciembre 2008, 11:53

    Hola, Ana. ¿En plancha estilo pionono (brazo de gitano)? No lo sé es un tipo de masa diferente y nunca lo he probrado. Sería cuestión de intentarlo de la misma manera que el MSC de fresa, sustituyendo parte del azúcar por gelatina de fresa. Yo no cambiaría más de la mitad, por si acaso se modifica mucho la estructura.

  2. 3. Escrito por ana: 07 Diciembre 2008, 12:22

    Muchas gracias, lo voy a intentar, a ver si sale algo bonito

    4. Escrito por CARMEN: cantidades 08 Febrero 2009, 20:58

    NO ENTIENDO MUY BIEN LAS MEDIDAS CON LAS TAZAS, PODRIAS DECIRME LAS CANTIDADES EN GRAMOS?

    5. morgana Escrito por morgana: 08 Febrero 2009, 21:51

    Hola, Carmen. No es fácil convertir estas cosas a gramos. Depende de si aprietas o no las cosas… las medidas en volumen es mejor tomarlas en volumen. Si vas a hacer más recetas como éstas, es mejor tener un juego de tazas y otro de cucharas, no son demasiado caros.

    De todos modos, te dejo el enlace a un conversor:
    http://www.gourmetsleuth.com/cookingconversions.asp?Action=find

    Y, por si te resulta útil, una taza son 240 ml. Es relativamente fácil hacerte tus propias tazas con vasos de plástico, agua y una báscula de cocina.

    Coges un vaso de plástico vacío y lo pones sobre la báscula a cero. Vas echando agua hasta que la báscula marque 240 g. Retiras el vaso y con un rotulador indeleble, marcas el nivel del agua en el vaso. Esa marca sería una taza.

    Para marcar media taza, haces mismo pero con otro vaso y 120 g de agua. Para marcar 1/4 de taza, haces lo mismo pero con 60 g de agua.

    Una cucharada serían 15 ml (el equivalente a 15 g de agua) y una cucharadita serían 5 ml (el equivalente a 5 g de agua).

    Pero lo más sencillo es disponer de un juego de cucharas de medir y un juego de tazas. A mí personalmente me gustan mucho más las recetas en las que las cosas vienen en gramos, me resultan mucho más precisas, pero la receta original era así y no dispongo ahora mismo de los ingredientes en gramos. Puedes usar el conversor del enlace que te he pasado para tener unas cantidades aproximadas.

    Espero que te resulte útil.
    Un beso.

  3. 6. Escrito por Gabriela: Conversiones 23 Febrero 2011, 17:51

    Disculpa pero lo que dices en cuanto a las conversiones es incorrecto, apretar los ingredientes es un error. Las medidas son matemáticas y universales, precisamente para evitar variaciones infinitas es que están. La conversión de la receta que publicas es la siguiente:

    2 tazas de azúcar: 400 grs.
    1 taza de mantequilla: 250 grs.
    3 onzas de gelatina: 90 grs. aproximadamente (1 onza= 28 grs.)
    2 3/4 tazas de harina: 340 grs. aprox. (1 taza = 125 grs.)
    1 taza de leche: 250 grs.
    1 ” ” agua: 240 grs.

    En repostería, al contrario de la cocina salada que es más “flexible”, se recomienda usar cantidades exactas siempre, a menos que no te preocupe variar los resultados. Te digo todo esto sin ánimo de ofender ni polemizar, sino porque me parece muy importante aclarar este punto. Saludos cordiales

    7. Escrito por morgana: 24 Febrero 2011, 09:52

    Gabriela. Gracias por darnos la conversión de esta receta. Pero ¿qué hay de incorrecto en lo que he dicho sobre las conversiones? En ningún momento aconsejo “apretar” los ingredientes, pero a veces es algo inevitable que se compriman.

    Claro que las medidas son matemáticas y universales (para eso están), aunque lo de “universales” da un poco de risa cuando te metes en el mundo anglosajón, que sigue sin aceptar el Sistema Internacional. Pero para determinadas cosas como las que nosotros utilizamos SIEMPRE es mucho mejor el peso que el volumen. 100 g de azúcar siempre van a ser 100 g de azúcar, pero 1 taza de azúcar tendrá más o menos azúcar dependiendo de lo fino de su molienda, por ejemplo. O dependiendo de si metes la taza en el cacharro del azúcar para llenarla o si las vas echando desde arriba. Esto a lo mejor no marca demasiada diferencia en el caso de azúcar normal pero sí que puede marcarla en el caso del glas.

    Y lo mismo sucede con la harina y demás. Puede haber diferencias hasta entre pesarla antes de tamizarla y hacerlo después. Mientras que 100 g de glas, siempre serán 100 g de glas. Lo comprimas, lo tamices o lo peses como lo peses.

    Incluso con los líquidos puede haber diferencias, ya que existe una cosa que se llama “tensión superficial” que te permite llenar un recipiente hasta un poquito más allá de su capacidad. Por no hablar de que no es lo mismo en peso una taza de agua que una de aceite pues sus densidades son diferentes.

    Puestos a ser tan precisos como dices, una taza de leche no son 250 g sino 247 g, ya que su densidad es de 1032 g/l. Y todo esto contando con tazas americanas de 240 ml, que no son las únicas.

    Además, con la experiencia aprendes que tampoco pasa gran cosa con un diferencia pequeña en los ingredientes, y las recetas americanas en volumen son una buena prueba de ello.

    De poco sirve poner los estrictos 250 g de leche por ejemplo en una receta cuando luego echas en ella 3 huevos (cuyo peso puede variar bastante de unos a otros) y no 265 g de huevos, por ejemplo.

    A veces es prácticamente imposible ser tan precisa en las recetas y aún así, salen bien. Las medidas son importantes, pero no tanto como nos han hecho creer. Todo los que hemos tuneado recetas hasta la saciedad sabemos eso.

    Es más, con las precarias básculas caseras que tenemos, es bastante difícil ajustarse a ciertas recetas. Por mucho que tomemos sus pesos y medidas como religión, a lo mejor los 5 g que marca tu báscula son 7 aunque no lo creas. Las básculas realmente precisas son extremadamente caras y por lo general las caseras no son tran precisas, sobre todo al principio y al final de su escala.

    Vaya, que tampoco hay que tomarse estas cosas como si fueran dogma de fe.

    Estás tomando estas conversiones como algo religioso y, puestos a ser puntillosos, antes de fiame de ellas yo tendría que saber cómo ha llegado alguien a la conclusión de que 1 taza de azúcar son 200 g. Alguien ha tenido que llenar de azúcar una taza y pesarla después. ¿Cómo llenó la taza? ¿Qué clase de azúcar era? ¿Estaba bien tarada la báscula que utilizó?

    Todo esto te lo digo para quitar hierro al asunto. La precisión no es tan importante como nos han hecho creer. De hecho, en plan “casero” a veces es francamente difícil de conseguir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *